Receta de cheesecake japonés

Tarta de queso japonesa

La textura de la tarta de queso japonesa es de tipo mousse, es ligereza pura si se le compara con otras tortas como el bizcochuelo.

Este es uno de los dulces típicos que podrían servirte en alguna pastelería o panadería japonesa, acompañado de quizás un café bien recargado para lograr un equilibrio balanceado en los sabores que se condensan en el postre.

La receta se popularizó en el país en el país del sol naciente a raíz de la época de los 70, donde también el cheesecake tradicional comenzó a convertirse en el plato fuerte de la repostería.

Las tartas de queso o también conocida como cheesecake es un dulce que goza de un montón de popularidad alrededor del mundo. Es del tipo de postre ligero, pero que no deja de causar buenas explosiones de sabor en tu boca.

La receta de cheesecake japonés es sencilla, sólo lleva unos cuantos minutos su preparación, echemos un vistazo a su preparación y a los ingredientes pertinentes para crear con éxito un pastel de queso japonés exquisito.

Ingredientes de la tarta japonesa

  • 6 unidades de huevo
  • 140 g de azúcar glas
  • 60g de harina de repostería
  • 20g de maicena
  • 50 g de mantequilla
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 100 ml de leche
  • 250 g de queso crema
  • 1 cucharada de zumo limón
  • 1/4 de crémor tártaro

También puedes apartar al menos unos 50g de azúcar glas para poder decorar tu tarta al final.

Preparación del cheesecake japonés

A continuación la serie de pasos a seguir para elaborar tanto la mezcla de la tarta como el merengue de la misma.

Elabora la mezcla

1 Deberás precalentar tu horno a unos 160º centígrados y engrasar con harina y mantequilla algún molde para que se cocine tu tarta.

2 Primero rompe cada huevo y separa las amarillas o yemas de las claras. A fuego bajo calienta la mantequilla y de forma periódica se deberán ir agregando el queso crema, y luego la leche.

3 En un tazón combina las yemas con la harina tamizada. Añade también el zumo de limón, la sal, y bate hasta lograr una mezcla suave y libre de grumos.

Prepara e incorpora el merengue

4 Para el merengue deberás batir las claras que separaste en el paso anterior. Deberás comenzar a batir con ayuda de las varillas de cocina, y cuando comience a agarrar volumen la mezcla deberás agregar el crémor tártaro y un poco de sal.

5 Espera a que el merengue tome una contextura densa pero ligera a la vista. También deberás ir agregando azúcar glas a la mezcla mientras continúas batiendo.

Hornea tu pastel

6 Vierte el merengue en el mismo recipiente de la mezcla de la tarta, alisa con la ayuda de una espátula.

7 Para poder cuajar tu pastel y que este se cocine, debes utilizar la técnica de baño de María, es decir, colócala tartera dentro de otro recipiente mayor que contiene agua e introdúcelos al horno.

8 Con el horno precalentado a los 160º grados probablemente pueda cocinarse en alrededor de una hora y veinte minutos, depende la capacidad de tu horno.

9 Saca tu pastel del horno, déjalo reposar y luego podrás disfrutarlo a temperatura ambiente. Rocía azúcar glas si deseas.

0/5 (0 Reviews)

Recetas relacionadas

Scroll al inicio
Ir arriba