Receta Tarta de nata con fresas

Tarta de nata con fresas

Aprende a hacer una tarta de nata con fresas, este postre que te tomará menos de hora de preparación, es todo lo que necesitas para rellenar tardes aburridas y sin sabor. Este sabroso y ligero postre promete hacer explosión en tu paladar.

Las fresas son frutas fuertes que son capaces de complementar cualquier porción de pastel o tartas hechas de este ingrediente. Además, de que son ampliamente ricas en fibras, cuyo efecto tiene un impacto beneficioso en el cuerpo.

La elaboración de la receta es fácil, de hecho, sólo tomo de unos 45-50 minutos entre la cocción  y la preparación del postre. Puedes aprovechar una tarde de amigos para incursionar en la repostería con este pastel.

A continuación procederemos a enseñarte las técnicas pertinentes para una realización perfecta de esta tarta.

Recetas Recomendadas:

Tarta Cabsha: Un festín de chocolate y dulzura.

 

Ingredientes para el pastel de nata y fresas

Las siguientes indicaciones alcanzan para crear un pastel que puede ser cortado en 8 porciones, estos son los ingredientes necesitados

Para elaborar el bizcocho

  • 130 g de azúcar
  • 4 unidades de huevos
  • 130 g de harina para repostería

Para el relleno de la tarta

  • 85 gramos de gelatina sabor a fresa
  • 600 gramos de fresas
  • 150 gr de azúcar
  • 700 gr de nata (mínimo al 35% de materia grasa)

Preparación de la receta de tarta de nata con fresas

Ahora echemos un vistazo a los pasos que debes seguir al pie de la letra para poder preparar una fabulosa tarta de nata con fresas

Prepara el bizcocho

1 Precalienta el horno a 180º centígrados y engrasa un molde circular de 22 a 24 cm, con mantequilla y harina para evitar que la mezcla pueda pegarse al molde.

2 Bate los huevos junto con al azúcar con la batidora hasta que la mezcla de ambos gane volumen y crezca exponencialmente. Agrega y mezcla la harina tamizándola con un colador. Finalmente lleva al horno y deja que se cocine por algunos 20-25 minutos.

3 Puedes probar por introducir un palillo en la mezcla para comprobar si está listo o no. Si sale humedecido, entonces aún no está listo el pastel para ser retirado.

4 Cuando la tarta haya sido retirada del horno deberás dejarla afuera por un rato, para que esta se enfríe y repose, es el momento de rellenarla con los ingredientes restantes. Proceda a rebanar por la mitad el bizcochuelo

5 Ahora deberá colocar unos trozos de las fresas por encima de la capa inferior de la tarta, distribuya las fresas sobre la superficie como prefiera.

La gelatina

6 Prepara la gelatina según las instrucciones de uso que vienen en el sobre. Vierte la gelatina en un molde redondo de 22 cm previamente rociado con aceite en aerosol. Deja enfriar por 5 minutos y lleva a refrigeración durante 30 minutos o hasta que la gelatina esté completamente firme.

7 Posteriormente, utiliza un cuchillo humedecido en agua tibia para recorrer los bordes del molde y así liberar la gelatina. Sumerge el molde únicamente hasta el borde en agua tibia durante 15 segundos. Luego, retíralo del agua y separa la gelatina con los dedos ligeramente humedecidos, sin retirarla del molde.

Montar  la nata y rellenar el pastel

8 La nata tiene que estar lo suficientemente fría para que sea más fácil montarla. En un bol previamente enfriado (llevar a la nevera 10 minutos antes), vierte la nata y comienza a montar con unas varillas o batidora, agrega el azúcar. Una vez montada, con ayuda de una espátula de cocina agrega la nata (3/4 partes) sobre las fresas.

9 Prosiga a colocar la otra mitad del bizcocho. Por encima, en la cubierta, deberás agregar el resto de la nata y la capa de gelatina, utiliza el resto de fresas para la decoración. Puedes agregar otros frutos rojos a la tarta de nata con fresas para hacerla aún más deliciosa y terminar de cubrir las imperfecciones utilizando una manga pastelera.

0/5 (0 Reviews)

Recetas relacionadas

Scroll al inicio