Receta de tarta de queso y cuajada

Receta tarta de queso y cuajada

Esta tarta de queso y cuajada es una receta de postre frío, pues no necesitará de hornos para volverse un postre exquisito y refrescante, perfecto para los días de calor.

La dificultad del postre no es demasiado elevado, pues sólo debes procurar seguir cada uno de los detalles de la receta al pie de la letra, posteriormente podrás disfrutar de un delicioso dulce frío.

Es ideal para las sesiones de calor veraniegas, pues el queso es un ingrediente que suele funcionar tanto en platillos dulces como salados como un motor de frescura y ligereza.

Puedes acompañar con bebidas fuertes, o incluso sobrias como un té negro, o un café. Sin embargo, por la ligereza que el mismo postre posee, podría ser una buena idea combinarlo con alguna bebida que otorgue los sabores extravagantes.

Es como un coctel de fuegos artificiales en tu boca, todo sucediendo al mismo tiempo. Veamos cómo preparar esta receta, y los ingredientes que necesitarás para su consolidación.

Ingredientes para la tarta de queso y cuajada

El relleno

  • 4 sobres de cuajada
  • 1/2 Litro de leche
  • 1/2 litro de nata para montar
  • 450 gramos de queso crema (el de tu preferencia)
  • 200 gramos de azúcar
  • 500 gramos de mermelada de fresa

La base de galletas de vainilla

  • 150 gramos de galletas de vainilla (puede utilizar galletas tipo María si gusta)
  • 90 gramos de mantequilla fundida

Preparación de la tarta fría de queso y cuajada

Para una buena técnica de dificultad media, sigue los siguientes pasos que se detallan a continuación.

Separa 75 ml de leche para disolver la cuajada.

Crea la pasta del fondo del pastel:

1 Puedes probar también con un bizcochuelo, pero la receta dicta, que en el procesador de alimentos debes triturar las galletas de vainilla (tipo María) o parecidas. Luego agrega la mantequilla, y procesa, de esta forma juntarás toda la mezcla y formarás una pasta de consistencia.

2 Esta pasta se pondrá algo dura pero no demasiado por la mantequilla, lo que deberás hacer, es juntarla en el fondo de un molde para hornear pasteles, preferiblemente de forma circular de 22 cm de diámetro.

3 Esto deberás dejarla reposar en el congelador como mínimo unos 25 minutos para que se solidifique la base de la tarta.

Crea la mezcla de queso

4 En una olla, cocina a fuego medio-bajo al fuego ponemos la nata, el azúcar y la leche. Deberás ir batiendo con las varillas o algún otro elemento de cocina que pueda ayudarte, hasta que empiece a hervir.

5 Luego incorpora el queso crema, y continúa revolviendo hasta que esté completamente integrado. Para añadir la cuajada, disuélvela primero en la leche destinada a este fin, evita que queden grumos.

6 Proceda a agregarla y revuelva bien. Una vez mezclada retira la olla de la cocina.

Arma el pastel

7 Ahora saca la base del refrigerador y vierta sobre esta el relleno de queso crema y cuajada que acaba de preparar, deja enfriar un poco  y llévala otra vez a refrigeración durante 4 horas.

8 Cuando el relleno esté lo suficientemente firme, deberás añadir la mermelada de fresa sobre la tarta de queso y cuajada. Luego déjalo enfriar por al menos unos 20 minutos adicionales. Finalmente tu tarta puede ser cortada en porciones y estará lista para ser disfrutada.

5/5 (1 Review)

Recetas relacionadas

Scroll al inicio
Ir arriba