Tarta selva negra

Tarta selva negra

La Tarta Selva Negra sigue siendo un clásico entre postres, acá tienes la receta paso a paso, realmente no es complicada, pero si muy laboriosa, por lo cual su preparación lleva paciencia. Siendo ideal para momentos especiales, un manjar gustoso que se originó desde la selva negra o su nombre alemán Schewarzwälder Kirschtorte.

Un clásico alemán que ha sabido dominar el mundo

Consta en sí de un típico bizcocho genovés de chocolate impregnado en almíbar de Kirsch, relleno y recubierto con una crema chantillí clásica. Las cerezas maceradas, chocolate u otra decoración culinaria cubrirán y le darán un toque final a la Tarta de Selva Negra.

Los Ingredientes:

Para el bizcocho genovés de chocolate:

  • 120 gramos azúcar
  • 120 gramos de harina todo uso
  • 20 gramos cacao en polvo
  • 4 huevos
  • Pizca de sal
  • 25 gramos de maicena
  • 15 gramos de polvos de hornear
  • ½ cucharada de vainilla

Para el almíbar:

  • 100 gramos de cerezas en almíbar partidas a la mitad
  • 15 ml de licor Kirsch (Puede omitirlo si prefiere)
  • 55 ml del almíbar de las cerezas

Para el relleno y decoración:

  • 300 gramos de cerezas en almíbar
  • 300 gramos de mermelada de cerezas o al gusto
  • 2 cucharadas de licor Kirsch o cualquier licor a base de cerezas, (El kirsch es el aguardiente que preparan en la región de donde es originario esta tarta)
  • 50 gramos de virutas chocolate
  • Crema chantillí del supermercado al gusto (Si la hace casera con 500 ml de nata o  crema de leche es suficiente)
  • Chocolate fundido para decorar los lados

Todos estos ingredientes están pensados para un molde desmontable de un diámetro de 20 a 22 cm.

Preparación de la tarta Selva Negra:

Preparación del bizcocho de chocolate:

1  Separe las claras y yemas, coloque en 2 tazones. Bata las claras hasta alcanzar el punto de nieve.

2  En el otro tazón, bata las yemas con el azúcar, la mezcla se tornará blanca y espumosa. Lo ideal es que utilicemos las varillas de la batidora eléctrica, esto nos facilitará el trabajo.

3  Añadir las claras de huevo batidas y una pizca de sal. Junte las dos preparaciones y mezcle con una espátula con movimientos envolventes y delicados. Debemos intentar reducir lo mínimo posible la mezcla, porque la esponjosidad de esta tarta solo la conseguiremos con el aire que tiene la masa en su interior.

4  Añadir la harina y el cacao en dos tandas, incorporando con mucho cuidado con una espátula procurando que quede una masa suave, homogénea y libre de grumos.

5  Vierta la mezcla de bizcocho en el molde ya forrado y hornear en horno precalentado a 180 °C aproximadamente 30 minutos. Es conveniente que a mitad del proceso lo cubra con papel aluminio, para que la superficie no se dore demasiado.

6  Una vez desmoldado dejar enfriar completamente sobre la rejilla. Es necesario que la tarta esté bien cuajada antes de cortarla en capas, por lo que es recomendable guardarla en el frigorífico durante la noche, envuelta en papel transparente.

Preparación de las cerezas en almíbar

1  Preparamos el almíbar con antelación, unas 3 horas antes de decorar la tarta selva negra. Lo primero es combinar el almíbar con el kirsch (Sustituya por otro licor de su gusto).

2  En un recipiente pequeño, coloque las cerezas, vierta el almíbar con licor, tiene que cubrir totalmente las frutas, tapa el recipiente y deja macerar por 3 horas. Al momento de usar, separa las cerezas del almíbar.

Como montar la tarta Selva Negra

1  Corta el bizcocho en dos o tres capas, dependiendo de la seguridad que tengamos y de si disponemos de un buen cuchillo de sierra o de una herramienta de repostería especial para cortar bizcochos en capas.

2  Descarta la corona del bizcocho, ya que seguramente quedará convexa y no nos servirá para el montaje. Pues sí, puedes comerla a esa hora mientras preparamos la tarta.

3  Al montar la tarta lo haremos en el plato de servir final y no queremos que al montar la tarta se manche y unte de nata, sigue el siguiente consejo.

4  Cubrimos el plato con papel transparente, dejando un hueco libre en el centro del plato. Coloca una tira de papel un poco menos de la mitad del plato. Lo pasamos por abajo y terminamos un poco antes de llegar de nuevo a la mitad del plato por el lado contrario, y así sucesivamente hasta formar el círculo.

5  Coloca la primera capa de bizcocho en el centro del plato y con una brocha de cocina la impregna con el almíbar por toda su superficie.

6  Extienda una capa de mermelada, luego coloca una capa de cerezas y encima cubra con una capa de Chantillí (Nata montada).

7  Repetimos la operación con las siguientes capas de bizcocho, finalizando con una última capa de bizcocho que también pincelamos con almíbar. Esta última capa corresponderá a la parte superior de la tarta selva negra, pincela con el almíbar, agrega una capa fina de mermelada y cubra con chantillí.

Decoración

8  Para el acabado final, cubra totalmente la tarta con chantillí, decore los bordes con figuras hechas de chantillí y cerezas, en el centro espolvoree virutas de chocolate. Refrigere durante 1 hora.

9  Luego, cortá una tira de papel de hornear que rodee la circunferencia de la tarta selva negra, extiéndala en la mesa y trace líneas cruzadas con el chocolate derretido, deja endurecer por 5 minutos.

10  Coloca la tira alrededor de la tarta selva negra con el chocolate hacia dentro, presiona un poco procurando que quede firme, lleva nuevamente a refrigeración por al menos 4 horas. Antes de servir, retira el papel de horno con mucho cuidado.

0/5 (0 Reviews)

Recetas relacionadas

Scroll al inicio
Ir arriba