Tarta Larpeira Gallega

Receta de Tarta Larpeira Gallega

La Receta de tarta larpeira gallega es un exquisito postre tradicional de Galicia que combina una suave y esponjosa masa con un toque de anís y una cremosa capa de crema pastelera. Para prepararla, comenzamos activando la levadura y luego mezclamos cuidadosamente los ingredientes secos, como la harina, la sal y el azúcar.

Después, incorporamos la levadura activada, la mantequilla y los huevos para formar una masa que requerirá un poco de paciencia y amor al amasarla hasta obtener la consistencia deseada.

Una vez extendida y horneada hasta dorarse, se baña con un almíbar aromatizado y se decora con un toque de azúcar y anís. El resultado es una tarta deliciosa, perfecta para acompañar un café o té, que seguramente deleitará a todos tus invitados. Si quieres la tarta larpeira sin crema pastelera, simplemente no agregues la crema y procede igual con el resto de los pasos.

Recetas Relacionadas:

Receta casera de torta de auyama tipo quesillo: Tradición y sabor venezolano.

 

Ingredientes de la tarta larpeira

Para la masa

  • 2 huevos talla L a temperatura ambiente
  • 65 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1/2 taza de leche tibia
  • 25 gramos de levadura fresca
  • 50 gramos de azúcar
  • 400 gramos de harina común
  • 1 cucharadita de sal

Para la crema pastelera

  • 1 cucharada de ralladura de cáscara de naranja
  • 325 ml de leche entera
  • 3 yemas de huevo tamaño L
  • 65 g de azúcar blanco
  • 32 g de fécula de maíz o maicena
  • 1 cucharadita de pasta o esencia de vainilla

Para decorar

  • Azúcar granulada
  • 4 cucharadas de azúcar + esencia o agua de anís (la necesaria para humedecer el azúcar)

Almíbar

  • 75 gramos de azúcar
  • 75 mililitros de agua
  • 20 ml de anís esencia

Preparación de la receta de tarta larpeira gallega

La masa

1 Comenzamos activando la levadura fresca, agrégala en la taza de la leche tibia, revuelva un poco y deja reposar hasta que se active, aproximadamente 10 minutos.

2 Mientras tanto, en un bol grande mezcla: la harina, la sal y el azúcar.

3 Bate los huevos ligeramente en otro recipiente grande. Agrega la mezcla de harina a los huevos.

4 Una vez que la levadura esté activada (lo notarás por las burbujas en la superficie), agrégala sobre la harina.

5 También incorpora la mantequilla y mezcla todo con paciencia hasta obtener una masa homogénea y se integren bien los ingredientes. Esto puede llevar tiempo, pero no añadas más harina.

6 Luego, trabaja la masa en una mesa, espolvorea un poquito de harina y continúa amasando durante unos minutos más hasta obtener una masa suave, pero que no se pegue en las manos.

7 Extiende la masa en una bandeja forrada con papel de horno, estira la masa con las manos hasta formar un círculo de aproximadamente 1 centímetro de espesor.

8 Cubre la masa con papel film y deja reposar durante 1 ½ horas, o hasta que doble su tamaño.

La crema pastelera para cubrir la larpeira

1 Calienta la leche con la pasta de vainilla a fuego medio hasta que comience a hervir. Luego, retira del fuego y cubre con un paño. Deja reposar durante 10 minutos.

2 En un bol mezcla las yemas de huevo con el azúcar, bate durante unos 6 minutos hasta que la mezcla esté más blanca y cremosa. Incorpora la maicena a la mezcla de yemas y azúcar. Mezcla bien hasta que esté completamente integrada.

3 Cuela la leche (para retirar la cáscara de naranja) y viértela poco a poco en la mezcla de yemas, removiendo constantemente para evitar que los huevos se cocinen.

4 Transfiere la mezcla nuevamente a la olla y cocínala a fuego medio-bajo durante unos 12 minutos, o hasta que la crema espese, remueve continuamente para evitar que se queme. Luego, retírala del fuego y pásala a un bol.

5 Cubre la crema con papel film, asegurándote de que el film rose la superficie la crema. Esto evitará que se forme una costra en la parte superior.

6 Deja que la crema pastelera repose a temperatura ambiente durante un tiempo, luego refrigérala durante unas 3 horas. Una vez fría transfiera a la manga pastelera.

Hornear la tarta

1 Prepara el azúcar húmeda para decorar: mezcla el azúcar con el anís utilizando una cuchara, asegurándote de que la mezcla quede en forma de granos, no líquida.

2 Destapa la masa y haz una cuadricula con un cuchillo, primero haz ranuras horizontales de unos 4 milímetros y luego ranuras verticales de igual profundidad.

3 Ahora procede a rellenar las ranuras con la crema pastelera hasta completar la cuadricula. El siguiente paso es decorar con el azúcar húmeda sobre cada cuadrado. Hornea tarta larpeira durante 25 minutos o hasta que esté dorada.

4 Prepara el almíbar mezclando los 70 gramos azúcar, con los 70 mililitros de agua y los 20ml de anís. Caliéntalo hasta que el azúcar se disuelva, revuelva a menudo.

5 Con una brocha baña la tarta con el almíbar caliente, asegurándote de que penetre bien en los cuadraditos, no fuerces la brocha para evitar lavar la crema pastelera. Puedes hacer 2 a 3 pasadas con la brocha para darle tiempo que absorba el almíbar.

¡Ya solo queda espolvorear azúcar por encima, si así gustas y dejar enfriar antes de servir y disfrutar la tarta larpeira gallega!

0/5 (0 Reviews)

Recetas relacionadas

Scroll al inicio