Tarta San Marcos

Tarta San Marcos

La tarta San Marcos es uno de los mayores clásicos de la repostería, no puede faltar en ningún sitio, ideal y preciosa. Podríamos darle el título como bizcocho genovés en dos capas y un delicioso almíbar ligero, además va rellena de nata montada o crema batida y una cobertura de yema pastelera.

La tarta de toda una vida en casa, teniendo origen español, la tarta San Marcos lleva años siendo comida y disfrutada, con sus variedades, es emblema de la repostería española.

Recetas Recomendadas

Los Ingredientes de nuestra tarta San Marcos

Para el bizcocho genovés:

  • 4 huevos que conservemos a temperatura ambiente
  • 140 gramos de azúcar
  • 160 gramos de harina de trigo que sea de repostería
  • 5 gramos de mantequilla (blanda)

Para el almíbar

  • 150 gramos de azúcar
  • 150 gramos de agua
  • 1 cucharada de zumo de limón

Nata montada para rellenar y decorar

  • 600 gramos de nata para montar (que preferiblemente esté bien frío)
  • 120 gramos de azúcar glass

Para la cobertura de yema tostada en nuestra clásica tarta San Marcos

  • 4 huevos
  • Azúcar, la cantidad de azúcar debe ser la misma que pesan los 4 huevos
  • 90 ml de agua
  • 15 gramos de almidón de maíz o maicena
  • 10 ml de jugo de limón

Preparación de la tarta San Marcos

El bizcocho

1  Calentar el horno a 180 °C, de arriba a abajo con calor tradicional, y forrar el fondo y los lados de un molde para hornear de 22 a 24 cm con papel pergamino.

2  Bate los huevos con el azúcar hasta que estén blancos, es decir, hasta que cambie el color y la mezcla se ponga pálida y triplique su tamaño. Tamiza la harina y añádela a la mezcla anterior, poco a poco.

3  Removemos suavemente cada vez, con movimientos envolventes de abajo hacia arriba para no perder el aire incorporado al batido. No añadimos más harina hasta que hayamos incorporado toda la anterior.

4  Vuelque la mezcla al molde preparado, extienda y alisa la superficie de manera uniforme con la ayuda de una espátula.

5  Cocine en el horno precalentado a 180°C aproximadamente 30 minutos o hasta que la superficie esté ligeramente dorada. Una vez cocido el bizcocho, desmoldar y dejar enfriar antes de partirlo por la mitad. Reserva. 

La preparación del almíbar, la nata montada para el relleno junto con la decoración de nuestra Tarta San Marcos:

Para preparar el almíbar

6  Poner todos los ingredientes (agua, azúcar y limón) en un cazo y llevar a ebullición. Bajar el calor del fuego y dejar que se cocine a fuego lento durante aproximadamente 10 minutos. Después dejar enfriar.

Para preparar la nata montada

7  En un recipiente hondo y ancho batimos la nata utilizando unas varillas eléctricas, un robot de cocina o unas varillas manuales.

8  Cuando empiece a adquirir cuerpo, añadimos el azúcar glass, en dos o tres veces, y seguimos batiendo hasta conseguir una consistencia homogénea. Tenga cuidado de no poner demasiado en el batido, de lo contrario, la crema se romperá. Reserva en la nevera.

Cubierta de yema pastelera

9  Pesamos los huevos, sin la cáscara, y preparamos la misma cantidad de azúcar y el jugo de limón. Luego, en una cacerola, coloca los huevos y el agua, bate hasta que estén bien combinados.

10  Mezclamos también, por separado, el azúcar con la maicena. Agregue los sólidos al líquido y mezcle bien cuando esté frío con unas varillas para revolver para que la maicena se hidrate y no se formen grumos.

11  Calentar a fuego lento, removiendo de vez en cuando para que la mezcla no se pegue al fondo. Cuando la mezcla alcance los 65 °C y empiece a espesar, batir enérgicamente con una varilla de metal para que quede una yema fina. Cuando empiece a hervir, retira del fuego y deja enfriar. Guardamos para el paso final.

Montaje y decoración de la tarta San Marcos

12  Coloque una de las mitades de bizcocho en una fuente de servir y aplique el almíbar con una brocha hasta que esté bien cubierto.

13  Sobre la tarta esparcimos una capa de nata montada de medio centímetro de grosor aproximadamente. No pasa nada si se sale por los lados, luego vamos a decorar los lados y quedarán tapados.

14  Coloque la segunda capa de bizcocho encima de la capa de relleno, alinee bien con la base. Repetimos el calado con el almíbar, pincelando con una brocha hasta que quede bien humedecido.

15  Cubrir con una capa de yema de huevo y alisar con el dorso de un cuchillo. Repasamos los laterales para que quede liso.

16  Rellenar una manga pastelera provista de boquilla de estrella con el resto de la nata montada y decorar los laterales y los bordes de la superficie al gusto.

17  Finalmente, decoramos al gusto untando por la superficie con almendras laminadas, tostadas o no, con guindas o lo que nos guste y tengamos a mano. Refrigere la tarta San Marcos de 2 a 4 horas antes de servir para mejorar la textura y maximizar el sabor.

Recomendaciones:

Al bizcocho genovés se le puede retocar con vainilla o nata montada para darle mayor sabor, aunque la receta clásica no lo lleva.

0/5 (0 Reviews)

Recetas relacionadas

Scroll al inicio