Tortitas de carne molida

Tortitas de carne molida

Hoy te traemos unas sabrosas tortitas de carne molida con papas y salsa de tomate picante. Es una receta simple de preparar, que le encanta a casi todos los comensales. Solo recordemos, que si las vamos a preparar para niños pequeños no debemos agregar mucha salsa picante.

Esta receta es simple, solo junta todos los ingredientes, forma y cocina las tortitas. También puedes añadir algunas verduras picadas a la masa antes de cocinar, como ajo, pimiento o espinacas.

A la hora de servir puedes acompañar con una salsa de tu elección, como salsa de tomate, salsa mayonesa o una rica salsa de queso, la prepararemos en esta receta y complementará perfectamente los sabores y texturas de nuestras tortitas de papa con carne molida.

Esta salsa es versátil y muy fácil de hacer, además no requiere de muchos ingredientes, pero su sabor es simplemente delicioso y hará que todos quieran repetir. ¡Manos a la obra!

Ingredientes para las tortas de carne molida y la salsa de queso

Para las tortitas

  • 200 g de carne fría
  • 60 g de tocino magro
  • 30 gr de manteca fresca
  • 1 cebolla pequeña, finamente picada
  • Salsa de tomate picante al gusto
  • 5 cucharadas de perejil fresco picado
  • 4 cucharadas de caldo de carne
  • 500 gr de puré de papa
  • Mantequilla para freír
  • Sal y pimienta al gusto

Para la salsa de queso (Opcional)

  • 1 taza de leche
    2 cucharadas de harina
    1 taza de queso rallado (puedes usar cualquier tipo de queso, como cheddar, gouda o parmesano)
    Sal y pimienta al gusto
    Opcional: 1/4 taza de vino blanco, 1/4 taza de crema agria o crema de leche, 1/4 taza de cebolla picada, 1 diente de ajo
    picado, 1/4 taza de pimiento picado.

Preparación de la receta de tortitas de carne molida con papas

1  Pique finamente la carne y el tocino, transfiera un tazón junto con el caldo de carne, el perejil, la cebolla, la manteca y la salsa de tomate picante. Salpimiente, mezcle bien y proceda a hacer las tortitas de carne.

2  Tome una porción de puré de papa y da forma aplanada para hacer una base de tortita. Coloca una porción de la mezcla de carne encima de la base de puré y cúbrelo con otra porción de puré de papa. Repite este proceso para hacer las demás tortitas.

3  Precaliente una sartén y derrita un poco de mantequilla, fría las tortitas de carne aproximadamente 4 minutos por lado, o hasta que se vean doradas y crujientes.

Tortitas de carne molida al horno

Si prefieres una opción más saludable, puedes cocinar las tortitas al horno, en lugar de freírlas en la sartén.

4  Precaliente el horno a 160°C. Coloque las tortitas de carne molida en una bandeja engrasada y proceda a hornear durante unos 20 minutos aproximadamente.

Preparación de la salsa de queso

1  En una sartén mediana a fuego medio, mezcla la leche y la harina hasta que quede homogéneo y sin grumos. Esto creará una mezcla llamada «roux», que es la base para muchas salsas y sopas.

2  Agrega el queso rallado a la sartén y mezcla hasta que se derrita y se forme una salsa suave. Si la mezcla es demasiado gruesa, agrega un poco más de leche hasta que alcances la consistencia deseada.

3  Sazona la salsa de queso con sal y pimienta al gusto. Si deseas darle un toque especial a tu salsa, agrega cualquiera de los ingredientes opcionales mencionados anteriormente. Si utilizas vino blanco, asegúrate de cocinar la salsa durante unos minutos más para que el alcohol se evapore.

4  Continúa calentando la salsa hasta que alcance la temperatura deseada, y luego sirve caliente. Si la salsa se vuelve demasiado espesa después de enfriarse, simplemente agrégale un poco más de leche y vuelve a calentarla.

5  Sirve caliente las tortitas de papa y carne molida acompañada de la rica salsa de queso y una ensalada fresca o verduras salteadas.

Tips

  • Las tortitas de papa con carne molida, se pueden enfriar y guardar en la refrigeradora hasta que se necesiten y luego solo requieren un calentamiento completo en el horno antes de servir. Cualquier alimento cocinado que no se coma inmediatamente debe ser cubierto y refrigerado o congelado después de 2 horas.
  • Si necesitas mantener las tortitas calientes mientras haces la salsa, puedes cubrirlas con papel de aluminio o ponerlas en un plato caliente en el horno a baja temperatura hasta que estés listo para servirlas.
5/5 (2 Reviews)

Recetas relacionadas

Scroll al inicio